¿Corazones Digitales?

Anuncios

En el Hospital Infantil Alder Hey, Liverpool se imprimen corazones en 3D

En Hospital Infantil Alder Hey, Liverpool se imprimen corazones en 3D.jpgRafael Guerrero caminando con unas gafas de realidad virtual y paseando por la recreación digital de un corazón real es un poco Dennis Quaid en El chip prodigioso, película de Joe Dante en la que un científico es miniaturizado e introducido por accidente en el cuerpo de un hipocondríaco empleado de supermercado.

Guerrero comparte con el personaje de la película su fe por las nuevas tecnologías y la convicción de que gracias a ellas se pueden salvar muchas vidas. De hecho, en el hospital infantil Alder Hey de Liverpool, donde él dirige la unidad de Cirugía Cardíaca Pediátrica, la realidad virtual y la realidad aumentada son habituales dentro del proceso preoperatorio desde hace algo más de un año.

El Alder Hey es una institución prestigiosa en el Reino Unido. Con más de un siglo de historia, atiende a más de 270.000 pacientes anualmente y está considerado uno de los centros hospitalarios más innovadores en investigación y medicina infantil. Concretamente su programa de impresión en 3D está resultando de una tremenda utilidad para practicar cirugías antes de tratar al paciente en el quirófano.

Es una experiencia pionera en la que los responsables de realizar las impresiones -la empresa 3D Life Prints- se ubica en el mismo hospital, dando soporte a los médicos y trabajando en equipo.

“Nos sentamos con el técnico en el hospital -explica Rafael Guerrero- y juntos decidimos qué partes del corazón queremos imprimir, qué material vamos a utilizar, en qué color queremos imprimirlo y qué cortes vamos a hacer en el corazón para mirar en su interior.

Esa información, que es información digital, se transfiere a un software y el software sigue los parámetros que le decimos. Entonces sólo tienes que darle a imprimir y la máquina se encarga”.

Gracias a sus innovaciones tecnológicas el Alder Hey cuenta con un 99% de éxito en sus operaciones. Tener un modelo exacto del corazón sobre el que se va a realizar una operación antes de entrar al quirófano permite elaborar previamente una estrategia definida, practicar lo que se va a hacer sobre el órgano impreso y reducir el tiempo de la intervención (y, por lo tanto, los riesgos); igualmente la estancia en el hospital tras la operación es más corta.

Guerrero es muy consciente de que está trabajando con el material más precioso que existe, la vida de los niños, por eso eso -dejando a un lado el asombro que produce la tecnología- reflexiona sobre el grado de confianza que genera en los padres entender qué es lo que tienen sus hijos: “están muy contentos con esta técnica porque ahora pueden visualizarlo mucho mejor. A veces ponen el corazón al lado de sus hijos y le echan fotos para verlo de verdad”.

 

Novedades sobre el cáncer de próstata el más agresivo


Diseñado un fármaco capaz de ‘freír’ a las células del cáncer de próstata resistente a la castración sin afectar a las células sanas

Las grasas hacen más agresivo al cáncer de próstata
En nuestro país se diagnostican el pasado año 30.076 nuevos casos de cáncer de próstata, el tipo de tumor más común entre la población masculina. Un cáncer que, si bien en un gran número de casos no resulta mortal dado su lento crecimiento, causó solo en 2016 el deceso de 5.752 españoles.

Y es que en el caso de que el tumor desarrolle resistencia no solo a la quimioterapia y la radioterapia, sino también a las terapias hormonales –los andrógenos, sobre todo la testosterona, colaboran en el crecimiento del tumor–, poco se puede hacer. No en vano, el cáncer de próstata resistente a la hormonoterapia –o lo que es lo mismo, resistente a la ‘castración’– es muy agresivo y suele resultar letal.

De ahí la importancia de un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.), en el que se describe un fármaco experimental capaz de inducir a las células cancerígenas resistentes, que no así a las sanas, a ‘autodestruirse’.

Como explica Davide Ruggero, director de esta investigación publicada en la revista «Science Translational Medicine», «en nuestro trabajo hemos viso que las células del cáncer de próstata se vuelven ‘adictas’ a la síntesis de proteínas para lograr la energía que requieren para su rápido crecimiento.

Y asimismo, que esta dependencia es a la vez una responsabilidad: demasiada síntesis de proteínas acaba resultando tóxica.

Hemos descubierto las restricciones moleculares que causan que las células tumorales mantengan su adicción bajo control, así como que si eliminamos estas ‘restricciones’, esas células se queman rápidamente bajo la presión que les supone su ‘codicia’ por las proteínas».

Quitar los frenos
Las células del cáncer de próstata contienen mutaciones que les empujan a producir grandes cantidades de proteínas con las que satisfacer sus necesidades de proliferación y expansión. Sin embargo, y si bien desmesurada, esta producción de proteínas no puede ‘desmadrarse’ sin que las células corran el riesgo de ‘agotarse’ y morir. Pero, ¿cuáles son los mecanismos moleculares que, cual freno, hacen que esta producción no se ‘desmadre’?

 

Para responder a esta pregunta, los autores recurrieron a un modelo animal –ratones– al que manipularon genéticamente para que desarrollara un cáncer de próstata con dos mutaciones presentes en hasta un 50% de los pacientes con tumores resistentes a la castración: una que induce la sobreexpresión del gen ‘MYC’, implicado en la progresión de la enfermedad; y otra que inhibe la expresión del gen ‘PTEN’, bien conocido por su papel como supresor de tumores. ¿Y qué pasó? Pues que los animales desarrollaron unos tumores muy agresivos. Pero de forma sorprendente, su tasa de producción de proteínas era muy inferior a la de otros tumores que, menos agresivos, portaban una única mutación.

El fármaco ISRIB promueve la producción descontrolada de proteínas por las células cancerígenas, lo que acaba provocando su muerte
Los autores repitieron el experimento en otros ratones, en cultivos celulares humanos y en organoides tridimensionales de cáncer de próstata. Y siempre sucedía lo mismo: los tumores desarrollados, aun muy agresivos, mostraban una producción de proteínas ‘controlada’.

Y tras seis meses de experimentos, descubrieron qué estaba ocurriendo: la combinación de las mutaciones en ‘MYC’ y en ‘PTEN’ desencadenaban un sistema de control de calidad que, bautizado como ‘respuesta de proteína desplegada’ (UPR), reducía el estrés celular mediante la reducción en la producción de proteínas. Más concretamente, las mutaciones en ‘MYC’ y en ‘PTEN’ provocaban que la proteína ‘eIF2a’, conocida por regular la síntesis de proteínas, se convirtiera en una forma alternativa –‘P-eIF2a’– que reduce la producción de proteínas.

Y esta proteína alternativa P-eIF2a, ¿tiene alguna influencia en la supervivencia de los pacientes? Pues sí. Los resultados mostraron que a mayores niveles de P-eIF2a, peor era el pronóstico de los tumores con mutaciones en ‘PTEN’. Así que el siguiente paso fue evaluar si al inhibir la supresión de la síntesis de proteínas por P-eIF2a se lograba que las células cancerígenas se acabaran inmolando.

Como indica Hao Nguyen, co-autor de la investigación, «una vez que vimos que estos tumores estaban activando parte de su UPR para poner freno a su propia producción de proteínas, nos preguntamos qué le pasaría al cáncer si le quitábamos los frenos».

Células ‘fritas’
Los autores recurrieron a un fármaco experimental llamado ‘ISRIB’ que ya había demostrado en un estudio previo ser eficaz a la hora de revertir los efectos de P-eIF2a. Así que lo que hicieron fue administrarlo en ratones a los que trasplantaron tumores humanos con mutaciones en ‘MYC’ y ‘PTEN’.

Y gracias al tratamiento, las células cancerígenas, ya de por sí muy agresivas, comenzaron a producir proteínas en tales cantidades que se agotaron y murieron. De hecho, los tumores comenzaron a encoger a las tres semanas de tratamiento con ISRIB, y al cabo de seis semanas interrumpieron totalmente su crecimiento.

Como apunta Crystal Conn, co-autora de la investigación, «nuestro trabajo muestra que bloquear la señalización de P-eIF2a con ISRIB reduce la progresión tumoral y destruye a las células que ya han progresado o migrado y se han convertido en células mucho más agresivas. Unos resultados muy interesantes dado que encontrar nuevos tratamientos para el cáncer de próstata resistente a la castración es un necesidad clínica urgente».

Además, el nuevo fármaco no parece tener ningún efecto sobre las células sanas. Y tampoco parece ser demasiado eficaz sobre los tumores menos agresivos, caso por ejemplo de aquellos que solo portan la mutación en ‘PTEN’.

Como concluye Davide Ruggero, «la mayoría de moléculas que destruyen las células cancerígenas también matan a las células sanas. Pero con ISRIB hemos descubierto una bonita ventana terapéutica: las células sanas no se ven afectadas porque no están empleando este aspecto del sistema UPR para controlar su síntesis proteica. Pero en el caso de las células agresivas, se ‘tostarán’ cuando no puedan contar con este sistema».

Las tecnológicas se quejan de la tasa Google

Alteraciones estructurales en el cerebro antes del deterioroLas tecnológicas creen que la tasa Google es «discriminatoria»
Consideran que, en todo caso, el tributo debería aplicarse sobre los beneficios

Bruselas investiga «en profundidad» la compra de Shazam por Apple
Baleares multará a Tripadvisor con 300.000 euros por comercializar viviendas turísticas de forma ilegal
Montoro propone ahora pagar las pensiones con una «tasa Google» y otras noticias económicas
La ingeniería fiscal desarrollada por las grandes tecnológicas durante los últimos años no ha pasado inadvertida para las instituciones europeas. De hecho, el impuesto planteado por el Gobierno a estas compañías no es más que la aplicación de un proyecto de directiva aprobado por la Comisión Europea hace poco más de un mes. Una medida secundada por Italia, Francia o Portugal.

La respuesta del sector tecnológico a esta medida no se ha hecho esperar. La Computer & Communications Industry Association (CCIA), una organización que representa a empresas como Apple, Facebook o Amazon a nivel europeo ya ha denunciado que este impuesto es «discriminatorio» y «perjudicial para la economía digital europea».

Se trata de un argumento que comparte José Luis Zimmermann, director general de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), quien también considera que los nuevos impuestos «deberían aplicarse sobre los beneficios, no sobre la facturación», porque hay compañías que poseen márgenes realmente estrechos. Además, el director general de Adigital advierte de que la tasa Google repercutirá en el usuario y en «muchas pymes que actualmente utilizan estos marketplaces para vender sus productos fuera de España», por lo que puede terminar siendo «un impuesto a la exportación».

 

Fuentes internas de estas empresas van un paso más allá y aseguran que este tipo de impuestos van en contra «de los intereses a largo plazo de la economía de la Unión Europea», ya que lastrarán la inversión y el crecimiento de la economía digital, un sector «dinámico» que está creando cientos de empleos en el Viejo Continente. Estas mismas fuentes defienden la implantación de medidas a nivel internacional, tal y como señala la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Lo cierto es que esta organización también se ha planteado la implantación de un impuesto que obligue a las tecnológicas a tributar en el país en el que generan sus beneficios, ya que muchas de ellas se sirven de resquicios legales para obtener una tasa impositiva muy por debajo de la media.

Un sistema que ya ha sido condenado por Bruselas, que ha obligado a Apple a pagar 13.000 millones por los impuestos que se ahorró gracias a las ventajas fiscales de Irlanda.

A ello se une el conflicto registrado entre algunas de estas compañías y distintos grupos de editores del Viejo Continente que, por ejemplo, en Francia se saldó con una indemnización de Google a estos últimos por valor de 60 millones de euros.

Transito pone en marcha drones para vigilar las carreteras

La DGT pone en marcha drones para vigilar las carreteras en el puente del 1 de mayo

Drone que será utilizado el puente del 1 de mayo EFE Vídeo: EL MUNDO

 

El organismo dispone de cinco aparatos para la vigilancia del tráfico

Se prevén 7,4 millones de viajes de largo recorrido durante los próximos días

Tráfico vigilará con motoristas camuflados

La Dirección General de Tráfico (DGT) iniciará un nuevo dispositivo en las carreteras, a través de un servicio de vigilancia drones, en un puente que se prevén más 7,4 millones de viajes. La operación se alargará una jornada más en la Comunidad de Madrid, donde será festivo el día 2.El uso de drones sólo irá destinado “para misiones exclusivamente de vigilancia y regulación del tráfico” subrayó este jueves la DGT.

Para este tipo de misiones disponen de cinco aparatos: dos unidades de S900 y uno de Phantom 2, Phantom 4 Pro y Matrice 200.Según declaró Gregorio Serrano, director general de Tráfico, en una comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados tienen previsto comprar otros siete más.

Fuentes de la DGT precisaron a Servimedia que los drones no se estrenaran con el puente del 1 de mayo, sino que ya estan utilizándose de forma experimental en algunas carreteras.Los drones tienen un radio de acción de unos 500 metros, funcionan a una altura de 120 metros y cuentan con horas de autonomía de vuelo, lo que supone una inmediatez en la movilización de medios, flexibilidad operativa y polivalencia de los servicios a prestar.”

La incorporación de estos aparatos no tripulados a los servicios de vigilancia aérea de la DGT contribuirán a una mejor gestión del tráfico, a una mayor protección de los colectivos vulnerables (ciclistas) y a un mejor servicio en operativos especiales, como son los grandes premios de motociclismo, Paso del Estrecho o el dispositivo de este fin de semana”, comentó Serrano.

La DGT aseguró que está acreditada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) como operador de sistemas de aeronave pilotada remotamente.

Asimismo, la Unidad de helicópteros de la DGT es una organización de entrenamiento de pilotos para la emisión de los certificados básico y avanzado para el pilotaje de drones.7,4 millones de desplazamientosPor otro lado, Tráfico espera que durante el dispositivo especial por el puente se produzcan unos 7,4 millones de desplazamientos de largo recorrido, cuyos principales destinos serán las zonas turísticas de costa y litoral, las zonas de montaña y segundas residencias.

La mayoría de los movimientos se producirán de salida de los grandes núcleos urbanos, sobre todo desde el interior a zonas costeras del Mediterráneo y del sur de la península, así como a zonas turísticas de montaña o segundas residencias.

La DGT indicó que las horas más desfavorables para viajar serán entre las 16.00 y las 22.00 horas de este viernes y entre las 9.00 y las 14.00 horas del sábado, periodos en los que se prevé una circulación más intensa en las principales vías de la red de carreteras.El retorno del periodo festivo del 1º de mayo se producirá principalmente durante la tarde del martes en todas las comunidades autónomas excepto en la Comunidad de Madrid.

Por este motivo, Tráfico indicó que se pueden producir problemas de circulación en los principales ejes viarios de comunicación que encauzan todo el movimiento de retorno a las grandes ciudades.

El miércoles 2 de mayo, día laborable en todas las comunidades excepto en la de Madrid, se producirán los movimientos habituales en hora punta laboral de entrada y salida a los grandes núcleos urbanos. La DGT recalcó este día se originarán trayectos de corto recorrido a zonas de recreo y esparcimiento cercanas a núcleos urbanos de la región. Ya por la tarde, se producirá el retorno del período festivo del puente, con lo que podría haber dificultades circulatorias en los principales ejes viarios.

‘Hackear’ bacterias

Biotecnología: ‘hackear’ bacterias para fabricar cualquier cosa

Directora creativa de Ginkgo Bioworks

En un artículo de 2015 la revista Wired titulaba un texto sobre Ginkgo Bioworks “Muévete, Jony Ive. Los biólogos son las nuevas estrellas del diseño”. El titular contenía a un tiempo una advertencia y una profecía.

La advertencia iba dirigida a Jonathan Ive, director jefe de Diseño de Apple, uno de los grandes gurús de las tendencias creativas. La profecía indica un camino que se está comenzando a explorar pero que tendrá una importancia creciente en los próximos años: el mercado del diseño inteligente con organismos vivos. Una tecnología que Ginkgo Bioworks define en su web como “diseño de microbios personalizados para clientes en múltiples mercados”.

La pregunta es cómo se fabrican estos microbios y cómo se les puede domesticar para que sirvan a nuestras necesidades. La respuesta la tiene Christina Agapakis, directora creativa de la compañía: “lo que hacemos es diseñar ADN. El ADN es el código de la célula, lo que le dice qué tiene que hacer.

Así que nosotros podemos diseñar nuevos comportamientos para las células cogiendo ADN y genes de otros organismos y poniéndolos dentro de las bacterias”. Suena fácil, pero como aseguraba en una entrevista a The Boston Globe Jeff Lou, responsable de robótica de la compañía, “la biología es la tecnología más poderosa del planeta y todavía no la entendemos. Diseñar y hacer ingeniería con ella es difícil y debemos hacerlo con respeto”.

Los defensores de estas nuevas tecnologías creen que tendrán aplicaciones en numerosos campos: desde la agricultura a la medicina, pasando por la cosmética, las energías renovables o la producción alimenticia.

Al fin y al cabo, como dice Agapakis, la biología “tiene 4.000 millones de años de experiencia”, y no hay nada que sea tan versátil, adaptable e imaginativo para resolver problemas como la vida. Así que aparentemente sólo tenemos que imitarla primero y superar sus limitaciones después. Los biólogos se convierten de esta forma, como anticipaba Wired, en diseñadores e ingenieros, ya que pasan de observar y estudiar la biosfera a modificarla para nuestros propios intereses.

Por supuesto, semejante actividad despierta algunas suspicacias y tiene ciertas connotaciones éticas, algo que no resulta nuevo en una rama de la ciencia, la genética, acostumbrada a estar bajo los focos. Para mal… y para bien. Forbes publicó el pasado mes de diciembre un artículo en el que revelaba los cientos de millones de dólares que distintos inversores estaban dedicando a empresas como Ginkgo Bioworks.

Un capital que crecerá en los próximos años hasta hacer de la biotecnología la gran industria del futuro. Vijay Pande, pionero de la inteligencia artificial, afirmaba en Forbes que “la biología se encuentra ahora en el lugar en que se encontraba la ciencia de los ordenadores hace 50 años.

Por eso invertir en ella es una gran oportunidad”. Parece que ‘hackear’ la vida es ya un gran negocio; si dejan las decisiones en manos de los científicos adecuados, seguro que será también una gran ayuda para hacer de nuestro mundo un lugar mejor